fbpx

IDoo store

La importancia de conocer tu tipo de sangre

Conocer tu tipo de sangre puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. El no conocer nuestro tipo de sangre y el de nuestros familiares puede ser la causa de situaciones complicadas que pueden prevenirse fácilmente.


En nuestra experiencia de más de 2 años en el rubro de sistemas de identificación, la principal razón por la que nuestros clientes se demoran en la entrega de sus datos de emergencia es que no conocen su tipo de sangre. Un dato que todos deberíamos conocer sin ningún problema.

Nuestro sistema inmunológico posee anticuerpos que nos protegen contra las células invasoras y estas trabajan en función al tipo de sangre que poseemos. Si una persona recibe un tipo inadecuado de sangre, sus anticuerpos se encargarán inmediatamente de destruir a las células invasoras. Este conflicto puede generar fiebre, escalofríos e hipotensión, e incluso puede provocar insuficiencias en sistemas corporales de importancia vital, como el respiratorio y el renal.

Entonces, si es tan importante, ¿por qué la mayoría de nosotros no conocemos nuestro tipo de sangre y el de nuestros familiares? Bueno, eso es parte de nuestra idiosincrasia latina de poca o nula prevención, de dejar las cosas “menos importantes” para después. Pensamos que nunca nos va a suceder nada malo, pero la realidad es que en nuestra rutina diaria pueden ocurrir eventos inesperados que están fuera de nuestro control, pero lo que sí podemos controlar es cómo nos preparamos para cuando aparezcan.

¿Cómo saber mi tipo de sangre?

Es muy probable que ya tengas la información, pero no lo sepas. Busca en tus archivos los resultados de exámenes médicos que te hayas realizado en el pasado. Si los encuentras, ahí encontrarás lo que buscas.

Si no tienes tus exámenes médicos a la mano, también puedes pedírselos a tu médico de cabecera o pedirlos en la clínica u hospital al que acudes normalmente. Ellos tienen la obligación de darte los resultados gratuitamente, porque la información es tuya, pero tal vez te cobren algunos costos administrativos.

Tu tipo de sangre también lo podrás encontrar en tu brevete (licencia de conducir), donde también se consigna si eres donante de órganos.

Si ya buscaste y no das con la información, entonces la forma más segura de conocer tu tipo de sangre es acercarte al laboratorio clínico más cercano y hacerte la prueba correspondiente. El costo no es muy alto y los resultados salen en unas pocas horas.

¿Qué información es la que se recomienda llevar en un identificador?

La cantidad de información que puedes llevar en un identificador varía dependiendo del tamaño de la placa, pero, en general, se recomienda lo siguiente:

  • Nombre y apellido
  • Año de nacimiento
  • Ciudad y país de residencia
  • Nombre y teléfono de primer y segundo contacto (en vez de nombre también se suele colocar SOS)
  • Tipo de sangre
  • Alergias o enfermedades crónicas

En cuanto tengas esta información puedes portarla de distintas maneras. Los bomberos y servicios médicos de emergencia de todo el mundo están entrenados para buscar este tipo de información en collares, pulseras, celulares o billeteras.

Aquí te damos algunas ideas de cómo portar tu información de emergencia:

  • Escríbela o imprímela en una hoja de papel del tamaño de una tarjeta de crédito, enmícala y guárdala en tu billetera.
  • Configura la opción de ficha médica que tienes disponible en tu celular.
  • Ingresa a nuestra página www.idoo.pe en donde puedes encontrar pulseras, collares y accesorios fabricados en materiales resistentes al agua y modernos diseños. Aceptamos todos los medios de pago y las entregamos al día siguiente.

Los grupos sanguíneos más importantes o representativos por orden son: el A (45 %), el 0 (43 %), el B (9 %) y AB (3 %)


¡Espero que esta información te sea de ayuda!

Ronnie Vergara G.

Ingeniero de profesión, runner de corazón

Fundador en IDoo Perú

One thought on “La importancia de conocer tu tipo de sangre

Deja una respuesta